LA COCINA
Mundo Temático Cultural
Búsqueda personalizada

Introduce tu e-mail para recibir el menú diario

RECETAS DE COCINA



INGREDIENTES BASICOS

ingredientes básicos para dulces Con toda seguridad, el recetario de los postres ha sido siempre, y en todas las culturas, el más variado y el que demuestra mayor inventiva a la hora de combinar diversos alimentos. Existe una enorme tradición en la confección de dulces, con innumerables variantes, dependiendo ello de los productos autóctonos de cada zona y del grado de refinamiento y cultura de los distintos pueblos. Remontándonos en la Historia, para cerciorarnos de la antigüedad de los postres, bástenos recordar que los dioses del Olimpo bebían hidromiel, sabroso elixir elaborado a base de miel, antecedente del azúcar, que no llegó a Occidente, procedente de Egipto, hasta la Edad Media con la incorporación del cultivo de la caña. La remolacha, que actualmente es otra de las fuentes básicas de obtención del azúcar, llegaría bastante más tarde. Mientras no se conoció el cultivo de estas plantas, se empleó la miel para la confección de los postres, normalmente mezclada con fruta o frutos secos, con harina y con leche.
Como decimos, el recetario de la repostería tradicional es amplísimo. De generación es generación se ha ido transmitiendo, con mínimas variantes, hasta nuestros días, llegando a constituir una verdadera artesanía gastronómica. Hasta tal punto que ya resulta habitual en los buenos restaurantes que en la carta se añada la palabra casero al nombre de algún postre cuya calidad se desea poner de manifiesto. Y esto a pesar de que ha surgido una industria repostera muy refinada y en constante afán de superación. El postre casero, el que se elabora según las técnicas tradicionales que el ama de casa aprendió de sus mayores, con los mismos o muy parecidos ingredientes, e incluso con parecidos utensilios, tiene un puesto de honor en todas cocinas.
Los ingredientes básicos de los postres elaborados en casa suelen ser: azúcar, harina, huevos y mantequilla. A ellos se añaden otros, de acuerdo con las preferencias, las costumbres o la época; entre ellos, frutas -frescas o en conserva-, frutos secos -triturados o no- y chocolate, principalmente. Una simple ojeada a la lista pone de manifiesto que hemos mencionado unos alimentos que son todos de un elevadísimo valor nutritivo y extraordinariamente energéticos, debido ello especialmente a la presencia del azúcar y la harina, que proporcionan casi 4 calorías por gramo de postre casero elaborado. Además, como estamos comprobando cotidianamente, lo normal es que estas recetas incorporen también algunas grasas, las cuales aportan nada menos que 9 calorías por gramo, que hay que sumar a las anteriores. Las elaboraciones en las que, además, intervienen los huevos y la leche, proporcionan notables cantidades de proteínas. Las frutas y otros productos vienen a añadir otros diversos nutrientes, entre ellos minerales y vitaminas.

Azúcar: las calorías más puras.

Los huevos: proteínas económicas.

La harina: una buena fuente de energía.

Mantequilla: energía de suave sabor.

Leche: un ingrediente nutritivo de lujo


Mapa del sitio · Favoritos · Colaborar · Enlaces · Recomendar · Contactar · Condiciones · Privacidad

© Mundo Tema La Cocina (mtcocina.com)   Creación y posicionamiento web iNFOR-TEL

Enlaces recomendados:
Perfumes online
Geox, Botas Hunter, Jeffrey campbell
Dr. Martens