Menú movil

HUEVOS

cesta de huevosLos huevos, como ya sabemos, son uno de los alimentos más completos que existen. Su contenido en proteínas -el 12,5 por ciento- y su riqueza en grasas -el 11,8-, de alto valor biológico las primeras, los hacen insustituibles. Aportan también minerales, calcio y vitaminas A, B y D.Como en el caso del azúcar, los huevos, que han sido uno de los primeros alimentos que ha consumido el hombre en su largo recorrido por la Historia, son nutrientes muy económicos, fáciles de manipular, combinan bien con muy diversos productos y son cómodos para transportar y conservar. Se adquieren en el mercado, en envases adecuados que los protegen de roturas y se conservan manteniéndolos simplemente a temperaturas de refrigeración en el frigorífico.

Los huevos, que suelen ser componentes básicos en la elaboración de dulces y pasteles en general, y de las tartas en particular, son un alimento universal y muy completo, pues contiene los nutrientes necesarios para el desarrollo de un embrión. Desde tiempos remotos, el hombre los incluyó en su dieta y ciertamente como un manjar de lujo.

Su composición se atiene a las siguientes proporciones: 74,5 por ciento de agua, 12,5 de proteínas, 11,8 de grasas, 0,4 de hidratos de carbono, 0,8 por ciento de minerales y pequeñas cantidades de otros componentes minoritarios. Las proteínas son de alto valor biológico, tan eficientes como las de la leche para promover el crecimiento de los niños y para suplantar las proteínas de los vegetales. Tanto es así que la clara del huevo se utiliza como proteína de referencia o patrón a la hora de analizar el valor nutritivo de otras.

También los huevos ofrecen componentes minerales importantes para la dieta, principalmente sodio, potasio, calcio, magnesio, sílice, cloro, sulfato y fosfatos. E igualmente son ricos en vitamina A y poseen un contenido apreciable en calcio y vitaminas del grupo B y D.

Sin embargo, los huevos presentan una carencia importante: la vitamina C o ácido ascórbico. Desde el punto de vista vitamínico y mineral, la leche y los huevos se complementan aunque ambos, al igual que la carne, necesitan suplementar el contenido en vitamina C con frutas y hortalizas frescas.

Su conservación en el hogar no presenta problemas, procurando no almacenarlos junto con productos que emitan olores de ningún tipo, puesto que tienden a impregnarse de ellos. Sin más precauciones que las mencionadas, los huevos pueden conservarse en perfecto estado, en el frigorífico doméstico, durante un par de meses.


Introduce tu e-mail para recibir el menú cada día
Posicionamiento web: iNFOR-TEL © mtcocina . Todos los derechos reservados. mtcocina, el logo y todas las imágenes son marcas registradas por MundoTema o sus filiales.
Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, entendemos que las aceptas. Más