Menú movil

LOS HUEVOS Y LA SALUD

huevosLos huevos son bastante digestivos y fáciles de masticar, aunque esta característica varía según el tipo de cocinado. El tiempo de permanencia en el estómago es mayor cuando el huevo tiene más consistencia, debido a que la coagulación de las proteínas es más intensa. Por otra parte, el gran contenido graso de la yema obliga a la vesícula biliar a contraerse enérgicamente para facilitar la digestión.
Una vez absorbidos, los huevos pueden aprovecharse como fuente de energía y calor, o bien como elementos plásticos para formar partes fundamentales del organismo, debido a la riqueza de su composición. Los componentes grasos se consumirán como energía o se almacenarán. El colesterol resultará imprescindible para formar parte de ciertas sustancias.
Una vez pasados los seis primeros meses, el niño se encuentra en perfectas condiciones para metabolizar este alimento. Hay que tener en cuenta que el huevo aporta sustancias necesarias para el continuo crecimiento. En los primeros días de esta iniciación, se deben consumir en cantidades inferiores a la unidad cada 24 horas. En la juventud, y dado que en esta edad no solamente existe un elevado gasto calórico, sino que además se requieren sustancias plásticas, los huevos resultan ser un alimento sumamente aconsejable. Y, a pesar de que los estudiosos no hacen restricciones a este respecto, en la edad adulta un individuo sano puede consumir a la semana, sin problemas digestivos ni de asimilación, tres huevos, porque este alimento constituye un excelente aporte calórico y a bajo precio.
También son muy aconsejables los huevos en los estados de embarazo y durante la lactancia, porque contienen pocos hidratos de carbono y se disminuye así la tendencia a la obesidad característica de semejantes situaciones biológicas. Sin embargo, es conveniente disminuir el consumo con el aumento de la edad, porque en las etapas mas avanzadas de la vida las enzimas que digieren grasas y proteínas suelen hallarse disminuidas y, además, el colesterol de la yema está contraindicado.


Un alimento difícil de sustituir


Es difícil encontrar otros alimentos que aporten una cantidad semejante de principios inmediatos. Desde el punto de vista calórico, los huevos se pueden suplir por carnes o pescados que, incluso, son más ricos en proteínas. La leche, alimento también de primera categoría, aporta grasa, proteínas y más calorías que los huevos, pero no posee la riqueza de éstos en colesterol, aminoácidos fundamentales y hierro.
Es el huevo un alimento suplemento ideal para la alimentación de personas desnutridas, ya que su masticación es muy sencilla. Un batido compuesto de huevo, leche y azúcar es el suplemento por excelencia en estados de déficit o convalecencia. Y, al contrario de lo que se pudiera pensar, los huevos pueden ser consumidos por personas enfermas de gota, pues carecen de las bases púricas, que son las responsables de la formación del ácido úrico. Están prohibidos, sin embargo, en los casos de hiperlipemias, aunque se pueden ingerir sin problemas las claras, que están exentas completamente de grasas. Los fritos no son aconsejables para personas que tengan tendencia a la obesidad.


Introduce tu e-mail para recibir el menú cada día
Posicionamiento web: iNFOR-TEL © mtcocina . Todos los derechos reservados. mtcocina, el logo y todas las imágenes son marcas registradas por MundoTema o sus filiales.
Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, entendemos que las aceptas. Más